Educarnos y educar para darle un alto a la diabetes

La Diabetes es una enfermedad que a pesar de los avances aun no tiene una cura, sin embargo se puede controlar perfectamente apoyándonos en una buena alimentación, ejercicios y en algunos casos con medicamentos. Aun así la diabetes sigue en ascenso, cada día hay más casos de personas diagnosticadas con esta enfermedad.

Para tener un buen cuidado de la diabetes actualmente se ha requerido agregar una cuarta pata a esa “mesa” que la controla, este elemento es la “Educación”.

Entre más aprendamos de la diabetes y más compartamos ese conocimiento, mayor será el efecto sobre la población. No basta con el trabajo de los médicos, tenemos que sumarnos todos en esta labor para darle un alto a la diabetes.

Precisamente pensando en el problema de la educación en diabetes y su importancia, hice una cuentas que quiero compartir con ustedes…

Según la IDF (Federación Internacional de la Diabetes) en el año 2009 se calcula existían 6 billones de habitantes en el mundo y para ese mismo año se calculaban 285 millones de personas con diabetes, lo que equivale al 4,75% de la población mundial.

Si solo tomamos en cuenta la población adulta, el porcentaje aumenta a 6,6%. Con estos valores de referencia, llevemoslo a Venezuela, partiendo de la base que tenemos una población de 30 millones de habitantes, se estima que existen 1,5 millones de personas con diabetes.

Ahora viene lo mejor… pensemos en un médico súper dedicado y preciso en sus consultas que tan solo dura 20 min con cada paciente, en 1 hora podría atender a 3 personas y si trabajara 8 horas lograría atender a 24 pacientes por día, para llegar a la gran suma de 120 pacientes a la semana. Esto quiere decir que al mes atiende 480 pacientes y en un año llegaría a la suma de 5.760 pacientes.

Compliquemos un poco las cosas mas… según el gobierno nacional en el año 2010 que hay un promedio de 80 médicos por cada 100 mil habitantes, esto nos da un total estimado de unos 1.200 médicos basados en la cifra de 30 millones de habitantes. Si asumimos que uno de cada cinco médicos es endocrino, entonces tenemos 240 médicos para atender casos de diabetes.

Según la cuenta que sacamos hace poco para atender 1,5 millones de pacientes a un ritmo de 5.760/año necesitamos 260 médicos. Digamos que hasta ahí las cuentas encajan más o menos y solo habría un déficit de 20 médicos, lo cual no pareciera tan grave a simple vista.

Pero para hacer honor a la verdad, estamos hablando de pacientes diagnosticados, que deben acudir por lo menos 4 veces al año a la consulta, de esta manera el número de consultas se cuadruplica. Peor aun, los médicos endocrinos no solo atienden pacientes con diabetes, sino también con otras enfermedades asociadas a su especialidad como problemas tiroideos o de sobrepeso y obesidad por nombrar solo algunas.

En este punto, solo quedándonos con las consultas relacionadas con diabetes, cabe hacerse la pregunta: ¿Quién atiende esas 4.5 millones de consultas adicionales, sólo para el control de las personas diagnosticadas?

Si tomamos en cuenta que existen otros 1,5 millones de personas con diabetes sin ser diagnosticados porque no van a la consulta o porque desconocen su estado clínico, podemos darnos cuenta del déficit de galenos que tenemos y es ahí donde cobra suma importancia la educación en diabetes.

La formación de educadores en diabetes debe ser una prioridad en todo el mundo, al ritmo actual de crecimiento de la enfermedad sería imposible tener un verdadero control de la enfermedad sino se incluyen en centros de salud y unidades médicas educadores en diabetes.

Nosotros los diabéticos somos los llamados a inclinar la balanza a nuestro favor, educándonos, aprendiendo cada día más de la enfermedad. No es cuestión de cuantos años tengamos con la diabetes, ni que tanto sepamos; para ser efectivos, tenemos que ser capaces de transmitir ese conocimiento y convertirnos en factores de multiplicación, que permita ayudar a otras personas con nuestra misma condición médica.

Tenemos que ayudar a nuestro prójimo a vivir mejor, derribar sus mitos, enseñarles que para la diabetes no existe un remedio mágico y mucho menos una cura (por lo menos hasta ahora).

Veo con preocupación muchas personas ofreciendo soluciones mágicas y lo peor, personas que creen en ellas solo por desconocimiento, eso debe cambiar y lo vamos a cambiar, por eso les dejo mi pensamiento y mi llamado:

Edúcate y educa a tu entorno, solo así podremos darle un alto a la diabetes…

[youtube id=”yYQreG3YLT4″ width=”600″ height=”350″]

Artículos Relacionados:

Edgard Pereira

Diabético T1 y Educador en Diabetes Director del portal SinAzucar.info Productor y locutor del programa "Diabetes en Radio" transmitido por EnlaRedRadio.com

4 thoughts on “Educarnos y educar para darle un alto a la diabetes

  • 14.Nov.2012 en 11:11
    Permalink

    Hola Sr. Edgar Pereira. Le cuento que mi hijo que está actualmente en quinto año de bachillerato esta ejecutando su proyecto sobre el sedentarismo. Y quisieramos que nos oriente sobre como abordar el tema para ese nivel, tomando en cuenta que el mismo puede tener vinculacion directa con la diabetes.
    saludos y gracias por su tiempo,
    Sra. Francys Escobar

    Responder
    • 15.Nov.2012 en 13:02
      Permalink

      Hola Francys,

      Les mando mis datos por mail, será un placer ayudarlos en lo que pueda

      Responder
  • 20.Feb.2013 en 11:31
    Permalink

    Cuando inicia el próximo curso para educadores en diabtes del 2013? Agradeceria la información

    Responder
    • 31.Mar.2013 en 10:35
      Permalink

      Aun no tenemos la fechas para los cursos para este año, apenas nos den las fechas las estaremos publicando

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No Banner to display